IoT para el funcionamiento de servicios de salud

Vida y Estilo
Typography

El sector salud, desde hace varios años, se ha embarcado en la transformación digital para tener más eficiencia operativa y brindar un mejor servicio a través del aprovechamiento de las Tecnologías del Internet de las Cosas (IoT).

Esto se ha tornado especialmente relevante en un entorno donde los centros de salud deben ser capaces de enviar notificaciones sobre admisiones, transferencias y dadas de alta de pacientes a una gran cantidad de destinatarios, incluyendo a los médicos, a los proveedores del servicio, a las Empresas Promotoras de Salud (EPS) y a las entidades estatales, entre otros.

Se estima que para el 2022 la inversión en servicios de IoT para hospitales, clínicas y demás centros de prestación de salud aumentará globalmente US$158.000 millones debido a los grandes beneficios que trae la implementación de nuevas tecnologías en el desarrollo de sus actividades. Esto es notorio especialmente en el análisis de la información sobre los pacientes y en el aviso oportuno de cualquier anomalía.

“Una vez que se incorporen los nuevos sistemas tecnológicos para facilitar la prestación de los servicios de salud, será clave erradicar cualquier problema de latencia previniendo una brecha en el rastreo y monitoreo de las condiciones de los pacientes mientras se emplea la robótica de próxima generación en los quirófanos. Siendo ese el caso, veremos más y más sitios de computación perimetral en clínicas, hospitales y consultorios de médicos”, manifestó Roberto Chávez, gerente de Desarrollo de Negocios Transaccionales SAM para Secure Power.

La latencia es una de las causantes más imperantes en la interrupción del procesamiento de la información; por lo que, de no ser controlada, afectaría a los cerca de 161 millones de dispositivos que actualmente están funcionando en hospitales, clínicas y consultorios en el mundo. Al eliminar este problema, se permite que los dispositivos de IoT en el sector salud apoyen en brindar una capacidad de respuesta inmediata, al dar lecturas rápidas sobre el estado del paciente.

“El procesamiento de datos más cerca de donde se produce la información, mejor conocido como Edge Computing, evita los problemas de latencia, que es el principal obstáculo al momento de manejar dispositivos IoT y analizar su información. A su vez, estas soluciones permiten que se tomen decisiones mejores informadas en situaciones críticas al brindar una lectura inmediata de los datos”, explicó Chávez.

Sin embargo, para garantizar un entorno de calidad para el cuidado de los pacientes en la industria de la atención de la salud, se requiere que todas las nuevas tecnologías que se implementen, desde el diagnóstico por imágenes digitales hasta los localizadores para bebés estén siempre conectadas entre sí.

Por ello, un entorno de Edge Computing, que se compone de un microdatacenter (un rack, una PDU, un UPS junto con los equipos de TI), puede ayudar a reducir las fallas en los sistemas, mejorar los cuidados, aumentar la eficiencia del personal de salud y darle una mayor confiabilidad a la infraestructura, para que al final los pacientes tengan todo el confort y seguridad.

Slider