Formar una empresa con amigos ¿Buena o mala idea?

Educacion ejecutiva
Typography

Es importante que las reglas queden claras desde el principio para proteger el vínculo amical.

 

Todos en algún momento de nuestra vida hemos considerado renunciar a nuestro trabajo para echar a andar nuestro proyecto de negocio y así poder manejar nuestros horarios sin tener que rendirles cuentas a un superior.

Por más atractiva que suene esta idea, lo cierto es que en la mayoría de los casos no podremos hacerlo solos, por lo que asociarnos con amigos o familiares comienza a cobrar más fuerza ya que existe la empatía y confianza suficiente. Sin embargo, hay ciertos aspectos que debes considerar si deseas emprender con tus amigos.

Para emprender un negocio con amigos es vital que todos los integrantes tengan claro que la amistad y los negocios son dos cosas totalmente separadas. Muy probablemente, se enfrentará situaciones difíciles en las que habrá diferencias de opiniones que podrían incluso dañar la amistad si no son manejadas de manera adecuada.

WeWork, proveedor de espacios de trabajo compartidos, y considerada una de las 10 startups más importantes del mundo, comparte 6 consejos a tener en cuenta antes de poner en marcha un proyecto de negocio con amigos:
Animarse a tomar el desafío, Si existe un deseo compartido y el convencimiento de que es el camino correcto, hay que intentarlo. Sin embargo, es importante que las reglas queden claras desde el principio para proteger el vínculo amical. La mejor parte llega con los logros, el mejor indicador del buen trabajo realizado.

Diferenciar los roles, Para no correr el riesgo de trasladar los temas laborales a otros ámbitos es importante separar de manera adecuada y profesional los las responsabilidades para resguardar los espacios de amistad.
Comunicación Constante, Como en cualquier equipo, es importante que la comunicación sea fluida y constante entre todos los miembros ante los problemas y dudas que puedan surgir para evitar malentendidos a futuro. La comunicación es vital al momento de la toma de decisiones. Los emprendedores con experiencia recomiendan mantener canales regulares de comunicación y reuniones periódicas para intercambiar ideas y propuestas.

No juzgar, aunque puede parecer implícito parte de una buena comunicación radica en la capacidad de saber escuchar al otro. Evita juzgar las acciones de la otra persona, dar la posibilidad a que explique el motivo de sus decisiones o forma de conducirse. Así lograrán transformar las diferencias en una experiencia enriquecedora que les permitirá crecer tanto como empresa como personalmente afianzando aún más la amistad.

La amistad primero, El tiempo invertido en cimentar la amistad se verá reflejado de manera positiva en el negocio. Hay que tener en cuenta que para que el negocio prospere, el vínculo también debe de hacerlo de la mano con la confianza y honestidad. Si en algún momento sientes que la amistad está en riesgo, debes sentarte a conversar y evaluar la forma más saludable de terminar la relación laboral y de negocios para proteger la amistad.
Divertirse, No sirve de nada emprender con un amigo para pasarla mal. Si el proyecto triunfa, aprovecha la oportunidad para crear y fomentar un ambiente laboral agradable. Divertirse no tiene por qué ir en contra del trabajo arduo, constante y profesional. ¡Éxitos!.

Edición Impresa Nº 67

revista mundo empresarial

Image not available
Image not available

Video destacado

Elige la categoría que más te interesa y recibe la mejor información actualizada y puntual en: