¿De qué manera las habilidades blandas contribuyen al incremento de la productividad laboral?

Educacion ejecutiva
Typography

En estos tiempos las organizaciones necesitan contar con profesionales flexibles, creativos, persistentes, que resuelven problemas y que ayudan a quitar los obstáculos que se presenten.

El éxito de las empresas, sean grandes, medianas, pequeñas o muy pequeñas depende no sólo de las habilidades duras (conocimientos generales y específicos, que hemos adquirido para realizar un determinado trabajo, gracias a los años de estudio, formación y práctica.), que solucionan los problemas técnicos en una empresa sino también del desarrollo de” habilidades blandas” que permite manejar las relaciones interpersonales de manera adecuada tanto dentro como fuera de la Empresa.

Facilita la conducción de equipos de trabajo con una mejor comunicación, negociación y resolución de conflictos; lo que se traduce finalmente en un incremento de la productividad laboral ya que genera aumento del compromiso y una mayor identificación del empleado con la Empresa. Así, las personas pasan más tiempo trabajando en lo que tienen que hacer y menos enfocándose en lo que otros hacen o en los errores cometidos, por lo que hablamos de una mejora del clima laboral.

En la actualidad, en la que la tecnología y la alta rotación laboral van en aumento, las habilidades blandas son requisitos más valorados y difíciles de encontrar. Los altos directivos son conscientes que las dificultades laborales y la crisis no sólo se resuelven técnicamente, sino que requieren de relaciones interpersonales que permitan solucionar las dificultades. Con la mejora de las relaciones laborales tanto vertical como horizontalmente se integra a los miembros de todo el equipo creándose un ambiente de comunicación, cooperación y respeto lo cual facilita la ejecución efectiva de un proyecto.

Hay que reconocer que la inteligencia emocional o las habilidades blandas no necesariamente son innatas. Se pueden y deben aprender. Por lo que cuanto mayor sea la inteligencia emocional que se puede desarrollar en la organización, mejor será el trabajo en equipo, y la toma de decisiones, mayor será también la cercanía hacia los clientes y más ágil la capacidad de adaptación a los cambios. 

Por tanto, se requiere que para que una empresa tenga éxito deba dedicar tiempo y esfuerzo en entrenar al equipo en estas habilidades. La buena noticia es que, con esfuerzo y práctica, las competencias blandas se pueden desarrollar y mejorar. Para ello es importante que les de la importancia, y desarrolle espacios ya sea a través de capacitaciones o de coaching, para que los empleados puedan acceder a estos entrenamientos. De la misma manera generar mediciones de las mismas de manera objetiva y convertirlas en parte de su evaluación o gestión de desempeño, dándoles un peso importante para que haya una clara motivación para asistir a las capacitaciones o sesiones de coaching.

Trabajar las habilidades blandas implica pasar de un paradigma del “jefe” al del “líder”, es decir, formar profesionales flexibles, creativos, persistentes, que resuelven problemas y que ayudan a quitar los obstáculos que se presenten y que sean firmes cuando sea necesario. 

En este sentido, las empresas están teniendo en cuenta cada vez más, de que las habilidades blandas son imprescindibles y que el dinero que se utiliza en su capacitación es una inversión y no un gasto ya que se traduce a su vez en beneficios económicos para las empresas.

 

Por:  Manuel Saravia Oliver-, Psicólogo – psicoterapeuta- Coach (ICC)

Edición N° 74

Video destacado

Otto Regalado ESAN: ¿Cómo aumentar el valor de marca de las empresas?

Para lograr un diferencial importante respecto a su competencia, las compañías deben enfocarse en innovar las actividades dentro del eje medular de su negocio y el éxito estará en una mayor diversificación para ofrecer a mayores segmentos del mercado.

Recibe la mejor información, actualizada y puntual.